Los 10 errores más comunes al empezar a invertir

Cuando ves los rendimientos de los grandes inversores unido a la magia del interés compuesto, piensas que has encontrado el maná divino de la creación de dinero.

Comprar algo por menos de lo que vale. La enorme frase que define la inversión en valor, que realmente es la única inversión que se puede contemplar, por que toda inversión es en valor, lo demás es especulación. Desde comprar una casa a un cuadro o un viaje, cuando lo adquirimos estamos decidiendo (consciente o inconscientemente) que lo que nos llevamos vale más de lo que estamos pagando.

Pero como en todos los aspectos de la vida, cuanto más lo conoces más te das cuenta de lo realmente poco que sabes. Esto sucede desde la música a la pintura o los viajes y por supuesto la inversión no iba a ser una excepción.

La frase era más complicada de lo que parecía.

En ese momento paras y comienzas a leer y a pensar. Durante los últimos años he leído decenas de libros y escuchado multitud de conferencias de los grandes inversores. Y lo más importante, he comenzado a pensar y analizar por mi mismo.

Actualmente sigo formándome en inversión y estudiando lo que hacen los grandes. Es un tema que me apasiona y todavía me queda muchísimo que aprender.

Cada día más personas invierten, lo que ya no es que sea positivo, sino que es necesario. Pero desgraciadamente todo comienzo suele tener un precio a través errores que yo mismo he cometido y seguramente se podrían evitar.

Estos son los 10 errores más comunes que veo en los inicios de la inversión:

1. Precipitarse

Hay tres factores que hacen que al principio nos precipitemos en la inversión. Por un lado cuando ves la enorme subida de la Bolsa de USA a lo largo de la Historia. Por otro cuando descubres la magia del interés compuesto. Y por último cuando te das cuenta que si hubieses empezado antes, ahora seguramente tendrías más patrimonio del que tienes.

Estos puntos unidos se suelen traducir en una sensación de que hay que meter ahí el dinero cuanto antes. Y nos precipitamos.

Es un error. La Bolsa siempre da oportunidades y aunque a largo plazo suba, esta subida no es regular ni mucho menos, con lo que habrá caídas más o menos pronunciadas en algún valor, que podamos aprovechar. Por que una buena inversión no es lo mismo que un buen negocio, todo depende del precio que paguemos.

Ya lo dijo Benjamin Graham en El Inversor Inteligente, donde recomendaba comenzar con poco capital y si los resultados eran aceptables ir aumentándolo poco a poco.

La paciencia es la clave.

2. Tratar de predecir las cotizaciones. 

Este es mi favorito. No importa que los grandes inversores nos hayan dicho por activa y por pasiva que es imposible adivinar el corto plazo del mercado. No nos importa que siempre todos los que intentan adivinarlo fallen. Siempre creemos que podemos predecirlo y lo seguimos intentando.

Es una característica humana como ya vimos en una pasada entrada. El ser humano trata de detectar secuencias incluso donde no las hay.

Cuando antes dejemos de intentar predecir el corto plazo menos dinero y tiempo perderemos.

3. No tomarse la inversión en serio

La inversión engancha.

Sentirte partícipe de una empresa, analizar los resultados, tratar de que tu dinero crezca, son aspectos que a muchos nos atraen. Pero esto no puede convertirse en un pasatiempo para divertirse.

El principal objetivo de la inversión es aumentar tu patrimonio y si no somos capaces de hacerlo por nuestra cuenta no hay nada de malo en ello, de hecho por definición la mayoría de los inversores no baten al mercado a largo plazo. Deberemos de ser humildes y aceptar que un ETF o un buen fondo value lo puede hacer mejor que nosotros.

No nos engañemos al solitario.

4. Copiar

Este es el error más popular.

La inversión requiere estudio y análisis. Muchas personas sólo quieren la parte buena de los rendimientos pero no están dispuestos a pensar por ellos mismos, con lo que copian inversiones de otras personas o fondos.

Todo el mundo se puede equivocar en la inversión, hasta el gran Warren Buffett lo hizo.

No me cabe en la cabeza que dediquemos semanas en decidir algo como un viaje o un televisor y copiemos inversiones sin pensar por nosotros mismos.

5. No tener un plan a largo plazo

Hay que invertir el dinero que no se va a necesitar mínimo en los próximos 5 años.

Muchas veces se invierte más de lo que se debe. Hay que tener un colchón de seguridad en efectivo o renta fija disponible y sólo invertir lo que no vayamos a utilizar.

Cinco años son muchos años y nos puede cambiar la vida completamente, quizá nos quedemos sin trabajo, tengamos pareja o hijos. Por ello hay que tener estos temas en cuenta y sólo destinar lo que estemos seguros que no necesitaremos.

De lo contrario venderemos y puede que en un mal momento de mercado, lo que supondría incurrir en pérdidas.

6. No formarse

Cuando me preguntan en qué hay que invertir, qué hay que comprar, siempre digo lo mismo: Invierte en libros.

Debería estar prohibido comprar una sola acción sin haber leído al menos El Inversor Inteligente. En la sección de libros hay decenas de ellos, pero si tengo que recomendar algunos para empezar recomendaría: El Inversor Inteligente, Acciones Ordinarias y Beneficios ExtraordinariosBuffettología y Un Paso por Delante de Wall Street.

No compréis nada antes de leer.

7. No analizar por uno mismo

Como dijo el socio de Buffett, Charlie Munger: It’s not supposed to be easy, anyone who finds it easy is stupid. No se supone que es fácil, quien lo encuentre fácil es estúpido.

No se puede decir más claro. La inversión es compleja y requiere análisis y sobretodo temperamento. En ocasiones pasamos por alto este análisis y nos fiamos de las publicaciones financieras que suelen recomendar lo que sube y no recomendar lo que baja, casualmente al revés que dicta la lógica.

Me viene a la mente otra frase de Munger: If you don’t get this elementary, but mildly unnatural, mathematics of elementary probability into your repertoire, then you go through a long life like a one-legged man in an ass-kicking contest. Si tu no tienes estas elementales, pero medianamente antinaturales, matemáticas de probabilidad elemental en tu repertorio, entonces pasarás una larga vida como un hombre de una sola pierna en un concurso de patadas en el culo.

¿Se puede decir más claro?

8. No controlar las emociones

Cuando empezamos a invertir creemos que no tendremos problemas en controlar nuestras emociones cuando la Bolsa caiga, cuando llegue la volatilidad. ¿Pero como vamos a saber de antemano esto si es una situación que nunca hemos vivido?

Los dos mejores inversores de la Historia siempre dicen que no tienen una inteligencia extraordinaria pero a cambio tienen un comportamiento adecuado para las inversiones que es lo que les ha hecho multimillonarios. La inversión es 1% conocimiento y 99% psicología.

9. Mirar continuamente las cotizaciones

Cuando comenzamos a invertir es prácticamente imposible no mirar las cotizaciones cada día, incluso cada hora. Nos alegramos si sube y nos entristecemos si baja.

De la misma forma que no preguntamos el precio de nuestra casa cada día no tiene sentido perder el tiempo viendo las cotizaciones cada día. De hecho cuanto más expuestos estemos al Mercado más posibilidades tendremos de cometer algún error.

Si estando a dieta pasas cada día por delante de una pastelería hay más posibilidades de que te saltes la dieta que si cambias el camino para no ver la pastelería.

10. Centrarse sólo en los aspectos positivos de nuestros activos

En ocasiones más que analizar una inversión la defendemos. Sólo vemos los aspectos positivos de una empresa. Esto nos suele pasar en diferentes aspectos de la vida, nos gusta leer y escuchar ideas que están alineadas con las nuestras.

Esto es un error y no ampliará nuestro conocimiento ni inteligencia, de hecho aumentará el riesgo de estar equivocados.

Charlie Munger siempre ha comentado que él intenta leer opiniones contrarias a al suya para ver si puede contrarrestarlas con sus ideas.

Si has cometido alguno de estos errores no te preocupes, creo que yo he pasado por todos. Lo importante es reconocerlos, asumirlos y tratar de eliminarlos.

6 comentarios
  1. Marc Dice:

    ¡Hola, Victor!

    Muy buen artículo, me ha gustado mucho. Creo que defines de forma muy clara 10 errores típicos que cometen los que empiezan en el apasionante mundo de la inversión (y que los que ya tenemos algo de experiencia también debemos vigilar para no cometerlos de nuevo). El nº 10 me ha gustado especialmente (de hecho hablé sobre este en un artículo pasado en mi blog). Muchas veces nos “enamoramos” de algunos negocios y no vemos la info y los datos de la manera más objetiva posible, sino más bien sesgada.

    Un abrazo,
    Marc

    • Víctor Morales Dice:

      Gracias Marc.

      Aunque no se fácil, examinar (y listar) nuestros errores es una de las mejores formas de aprender y ser mejores en lo que hacemos.
      El 10 creo que es el que más he cometido, me estoy intentando desenamorar de empresas como Nike, Google o Accenture viendo las partes malas, mejorables y sus riesgos (que no son pocos). De hecho hasta puede ser una buena entrada.
      Vi tu entrada en tu fantástico blog que no puedo dejar de recomendar.

      Un abrazo.
      Víctor

  2. Ezra Crangle Dice:

    ¡Muy bueno Víctor! No debe de tomarse en serio o es probable que ¡nos pase como a Peter Lynch que no podía recordar los nombres y fechas de cumpleaños de sus hijos!

    Respecto a copiar, ¿podrías explicar mejor a qué te refieres? Por ejemplo: la mayoría de value investors copian o más bien adoptan ciertos estilos de superinvestors.

    ¡Saludos Víctor!

    • Víctor Morales Dice:

      Hola Ezra.

      Un placer que te pases por aquí.

      No sabía esa curiosa circunstancia del gran Lynch, al final la mente humana es finita.

      Con copiar no me refiero al método, me refiero a copiar directamente carteras o inversiones simplemente por que vemos que alguna persona o fondo la lleva, sin analizarla y evaluarla por nosotros mismos. Eso ha pasado aquí mucho con Bestinver y ahora parece que está empezando a pasar con AzValor, muchos les copian y como ellos mismos dijeron en la conferencia anual, es un error por que seguramente quien les copie estarán comprando cuando ellos estén ya vendiendo, como ha pasado con las empresas relacionadas con las materias primas. Esto es aplicable también a copiar inversiones por que alguien las escribe en internet.

      Un abrazo.

Trackbacks y pingbacks

  1. […] casi un año escribí una entrada sobre los 10 errores más comunes al comenzar a invertir, comentando que religiosamente había pasado por prácticamente […]

  2. […] Los 10 errores más comunes al empezar a invertir (Víctor Morales en Contrarian) […]

Los comentarios están desactivados.