Especulación, intervencionismo y realidad

Cada día estoy más convencido de que esta estrategia es tan sencilla que pocas personas pueden seguirla.

Realmente para invertir a largo plazo lo único que hay que hacer es comprar buenas empresas y como diría Warren Buffett sentarnos sobre ellas cuanto más tiempo mejor. No tiene más misterio.

Pero claro, las acciones cotizan varias horas al día y durante casi todos los días de año. Esto sumado a que al ser humano le gusta intentar predecir los acontecimientos, nos da como resultado que hagamos difícil lo fácil

La fiebre adivinatoria se acrecienta cuando los Bancos Centrales realizan alguna acción sobre la moneda o incluso sólo con la previsión de realizar alguna acción. Rizar el rizo, prever una acción que hace prever otra acción. Es divertido tratar de adivinar el futuro de los precios, de hecho me recuerda a la película Regreso al Futuro tan en boga el mes pasado, parece que Draghi y Yellen tuviesen el almanaque deportivo de la película y supiesen los resultados de los partidos.

Efectivamente los Bancos Centrales actúan, por desgracia actúan. Aunque espero que por el bien de la economía algún día se vuelva al patrón oro, de momento seguimos sufriendo los caprichos de los dirigentes de la FED y del BCE. Estos cambios distorsionan la economía y la alejan de una economía real y pura. Algún día hablaremos de la Escuela Austriaca.

Pero decidir las inversiones en base a las previsiones que tengamos de los Bancos Centrales sólo nos llevará a errores ya que es algo que ni podemos medir, ni sabemos con certeza como y cuando se aplicará ni conocemos concretamente como afectará a nuestras empresas. Nuestro trabajo es ser empresarios, analizar las empresas lo mejor que seamos capaces e ir comprando poco a poco, guardando liquidez para las caídas de Mr. Market.

La FED lleva un año anunciando que va a subir los tipos y casi a la vez Draghi anunció el QE europeo y así se reflejó en los índices, comparando el S&P con el Eurostoxx vemos que Europa ha subido más:

Pero nosotros no compramos índices, compramos empresas y las buenas empresas lo han hecho bien, independientemente de las políticas monetarias y la cotización lo ha reflejado:

Es decir, si hace un año hubiésemos basado nuestra inversión en la previsiones de las políticas monetarias nos habríamos perdido una buena rentabilidad.

Evidentemente el mercado de USA corregirá algún día y me cuesta pensar que no arrastre al europeo. Pero nadie puede prever ni cuando ni como será, por lo que al prever estos movimientos del mercado sólo estaremos especulando con que se de una situación que no sabremos ni cuando ni como se dará. Es correcto hacer una buena gestión de la liquidez, siempre disponiendo de un porcentaje para los caprichos que nos regala el mercado, pero deberemos de centrarnos en analizar empresas, en ver los locales que abren nuestras empresas, el número de productos que venden o los proyectos que ganan, deberemos de ser empresarios y no especuladores, como ya dijimos en una entrada pasada.

De hecho en este periodo de Europa más fuerte que USA atendiendo a los índices, se ha dado un momento excepcionalmente bueno para comprar 2 grandes empresas europeas, como son BMW y VW

La realidad es que las grandes empresas globales que lo están haciendo bien crecerán, ya sean americanas o europeas. Pero es en USA donde están muchas de las mejores empresas del mundo por que es un país volcado con el emprendimiento y con menos intervención que aquí en Europa, lo que hace que florezcan y puedan crecer mejor empresas en ese país.

Por otro lado no podemos olvidar que una subida de tipo de la FED significa reconocer que la economía está fuerte, y se vuelve a la normalidad después de la crisis pasada donde se decidió bajar los tipos a unas cifras nunca antes vistas antes.

El miedo es una de las emociones más fuertes del ser humano y que más nos queda grabada. Pensamos que el crack del 2008 se dará de nuevo, en cualquier momento. Sólo por estadística seguramente nunca veamos un crack de ese nivel en nuestras vidas y sí se da será el mejor momento para invertir.

Si te ha gustado esta entrada puedes compartirla clicando en los iconos inferiores de las redes sociales. También te puedes suscribir por mail informando tu correo en el widget de la columna de la derecha. Gracias por pasarte por aquí.