It’s not supposed to be easy. Anyone who finds it easy is stupid

Seguimos hablando de Value, de Álvaro Guzmán y de Charlie Munger.

La verdad es que es curioso darse cuenta que el conocimiento no es una meta, sino un camino. Cuanto más lees y conoces de cualquier materia, más te sueles dar cuenta de lo poco que sabes.

En la inversión no es diferente, aunque los artículos de Álvaro y sobretodo de Charlie aplican a múltiples facetas del ser humano, no sólo la inversión.

El otro día estaba leyendo un artículo que Álvaro escribió hace casi 10 años  donde describía su forma de invertir. Como siempre la claridad y la lógica es aplastante.

El artículo es muy recomendable, pero me quiero centrar sobretodo lo que él llama conocer lo que compras. Álvaro lista una serie de puntos que en su opinión son necesarios conocer antes de comprar una acción:

– la historia de la empresa (quién la fundó e hitos más importantes desde ese día hasta hoy)

– la historia del sector / de los competidores (quién ha sobrevivido a las crisis y por qué, qué diferentes estrategias adoptaron en el pasado los diferentes actores, etc.)

– las cuentas anuales de los últimos 8-10 años (*)

– el sistema de incentivos que mueve a los principales ejecutivos

– la identidad de los accionistas, su papel y el rol que ocupan (tácito o explícito) en la toma de decisiones

– la historia contada por algún antiguo empleado

– las posturas históricas del regulador si se trata de un negocio regulado

– la visión que tiene la competencia de la empresa y de sus ejecutivos

– el histórico de transacciones corporativas realizadas por la empresa y sus competidores (quién compró, cuándo, por qué y con qué valoración)

(*) Este apartado es de gran relevancia, ya que a veces resulta difícil poder comprobar todos los puntos que se quisiera. Sin embargo, cuando uno toma las cuentas de 8-10 años se ve con relativa facilidad si los beneficios generados son “de verdad” o no. Para esto, se requieren conocimientos de contabilidad avanzados (ie ser capaces de “cuadrar” la cuenta de resultados y el balance con el estado de flujos de caja). De quienes, sin estos conocimientos contables se aventuran a invertir a pesar de todo, Warren Buffet decía que “compiten siendo cojos en un concurso de patadas en el culo”.

Quizá hace unos años no habría dado tanta importancia a este texto. Hace un tiempo tenía más ego y menos humildad pero como un día leí la vida significa perder cosas, así que el ego ha ido desapareciendo. Reconozco que no se me pasa por la cabeza ser un inversor la mitad de bueno que Álvaro, por ello solo puedo aprender de él, desde un aspecto analítico y crítico.

Esto lo relaciono con una idea de Charlie Munger, el cual suele comentar que cuando tiene una idea suele interesarse por las ideas opuestas, para comprobar que su idea aguanta las embestidas. Poca gente conozco que haga esto, la gente lee y ve los medios de comunicación afines a ellos, cuando escucha un reproche a una idea suya pocas veces escucha y analiza, si no que rebate sin plantearse si la otra idea es mejor,… y esto nos convierte en cerrados y menos inteligentes. Por cierto la última frase del extracto del artículo de Álvaro es de Munger no de Buffett.

Intento trabajar en esta idea.

Por ejemplo yo invierto por mi mismo y hay multitud de blogs que lo hacen también.  Si leo estos blogs al final me siento confortable y creo que estoy en el camino correcto. Me cierro. Pero como un día escuché voy a dejar de compararme con los mejores de mi generación para compararme con los mejores de la Historia y aquí los mejores son los Graham, Buffett, Munger, Guzmán, Paramés, Lynch,… Si me comparo a ellos soy poco más que un gambler haciendo el pardillo.

Cierto es que me intento informar de la empresa lo máximo que puedo, leo sus cuentas de varios años, intento proyectar sus beneficios al futuro, y que mi educación en Administración de Empresas me da una base sobre todo esto. Pero no puedo negar que los puntos que señala Guzmán no los cumplo.

Son puntos lógicos que apoyados por el acceso a la información que nos da Internet se podrían conseguir y en ese punto estoy. Pero al Rey lo que es del Rey, si bien creo que se puede conseguir una rentabilidad aceptable con el B&H en excelentes empresas, no es muy debatible que conseguir un 16,5% de rentabilidad a lo largo de varias décadas está lejos del inversor medio.

Como conclusión quiero comentar que en la inversión no suele haber atajos. Es fácil ver los gráficos del pasado y pensar que todo es muy fácil. Pero además de la parte emocional, que está a prueba estos días de caídas, hay una parte necesaria de conocimiento matemático, financiero, empresarial y de mercado que debemos de adquirir.

El problema es que en el Mercado no hay un carné para operar que requiera un gran conocimiento de la materia, lo que es una enorme ventaja que no deberemos de convertir en un inconveniente accediendo al Mercado sin los deberes hechos.

Si te ha gustado esta entrada puedes compartirla clicando en los iconos inferiores de las redes sociales. También te puedes suscribir por mail informando tu correo en el widget de la columna de la derecha. Gracias por pasarte por aquí.

4 comentarios
  1. Paco Dice:

    Gran artículo una vez más, Mr. Growth.

    Poco más puedo añadir. Sólo darte la enhorabuena y ánimos para seguir así.

    Un saludo.

    • Mr Growth Dice:

      Gracias Paco.

      La inversión es muy complicada y con estas caídas se ve quien nadaba desnudo.
      Como ejemplo fíjate que los grandes inversores siempre han renegado de Mapfre y Santander, por la complejidad de estudiar sus balances. Posiblemente 2 de las inversiones más populares entre los inversores minoritarios. Pues aquí el resultado, caídas del 40%.

      Un saludo.

Trackbacks y pingbacks

  1. […] ver las cotizaciones de los últimos meses. Invertir en Bolsa es difícil, ya lo decíamos en la última entrada, no deberemos de complicarlo más intentando predecir la macroeconomía mundial, y menos con el […]

  2. […] It’s not supposed to be easy. Anyone who finds it easy is stupid. (Mr. Growth en Invertir en Crecimiento) […]

Los comentarios están desactivados.