Los 15 puntos que hay que buscar en unas acciones

Invertir en una empresa sin tener los conocimientos suficientes sobre ella es más peligroso que no tener la diversificación adecuada – Philip A. Fisher

Fisher es uno de los inversores más importantes de la Historia. Ya no sólo por sus rendimientos, si no por la visión empresarial que trajo al mundo de la inversión.

Benjamin Graham fue el primero que introdujo la idea de una valoración real de las empresas en Security Analisys (1934) y sobretodo en El Inversor Inteligente (1949), marcando la diferencia entre precio y valor. Priorizaba el precio sobre la calidad de la acción,  lo que muchos denominan value investing puro o deep value investing. Así es como invirtió Warren Buffett en sus primeros (y mejores) años y algo que AzValor ha realizado con las empresas relacionadas con las materias primas hace unos meses.

Pero fue Philip A. Fisher en 1958 con la publicación de Acciones Ordinarias y Beneficios Extraordinarios, cuando comenzó a incluir la calidad de las empresas en su análisis.

El motivo de la tesis defendida por este libro es: el inversor inteligente no debe comprar acciones ordinarias simplemente por que son baratas, sino por que prometen un rendimiento importante. – P. A. Fisher

Fisher fue el primer gran inversor que comenzó a pensar en no vender nunca sus acciones. Sabido es que mantuvo sus acciones de Motorola desde 1955 hasta su muerte en 2004.

Cuando Warren Buffett conoció a Charlie Munger empezó a cambiar su estrategia, de puro value de la escuela de B. Graham a una inversión donde se tenía en cuenta la calidad de las empresas y se compraban con la idea de no venderlas. La influencia de P. Fisher se hacía evidente.

Soy 85% Graham y 15% Fisher. – W. Buffett

Hay que remarcar que esta evolución de la estrategia de inversión de W. Buffett vino obligada por el tamaño de su instrumento inversor Berkshire Hathaway, ya que con el tamaño que empezaba a tener no era eficiente entrar y salir de empresas en algunos casos medianas y pequeñas.

De hecho en mi opinión Buffett a día de hoy es 50% Graham y 50% Fisher.

Es mejor comprar una compañía maravillosa a un precio justo que una compañía buena a un precio maravilloso. – W. Buffett

Sea como fuere había nacido otra variante del value investing. Aunque se utilice esta etiqueta para denominar un tipo de inversión que trata de comprar algo por menos de lo que vale, no hay un único camino, de hecho cada value investor tiene su propio método aplicado a sus características y su círculo de competencia: empresas, grandes, pequeñas, tecnológicas, centradas en el crecimiento, vendiendo,…

Poco se parecen la estrategia de Graham a la de Fisher o a la de Peter Lynch el cual se enfocó más en pequeñas empresas de crecimiento. Lo novedoso de Fisher fue la visión totalmente empresarial de la inversión, centrándose en la calidad.

Para analizar las empresas listó 15 puntos que veremos a continuación:

1. ¿Ofrece la empresa productos o servicios con el suficiente potencial comercial como para hacer posible un incremento considerable durante al menos varios años?

No se puede preguntar más en menos palabras. Para determinar este punto habría que hacer una proyección de las capacidades de la empresa hacia el futuro, considerando su estrategia y su competencia.

2. ¿Está la dirección decidida a seguir desarrollando productos o procesos que seguirán aumentando todavía más los potenciales de ventas cuando los potenciales de crecimiento de las líneas de producto actualmente atractivas hayan sido ampliamente explotadas?

Fisher quería evitar empresas que fuesen flor de un día. Se trata de identificar empresas que tienen unas políticas y planes para seguir dando beneficios y creciendo a varias décadas.

3. ¿Qué eficacia tienen los esfuerzos de investigación y desarrollo de la empresa en relación a su tamaño?

Este quizá sea el punto más complejo de identificar debido a las diferentes posibilidades contables que existen para determinar el I+D de una empresa. Si bien cuando una empresa está invirtiendo una gran cantidad las noticias lo muestran como pasó con Viscofán y CIE Automotive hace unos años.

4. ¿Tiene la empresa una organización de vetas por encima de la media?

Estoy de acuerdo con Fisher en que comúnmente se le da más importancia a la producción, a la investigación y a las finanzas que a las ventas, cuando es al menos igual de importante que las anteriores. Por muy bueno que sea un producto o un servicio de una empresa, sin un equipo potente de ventas, la empresa no logrará llegar al cliente.

5. ¿Tiene la empresa un margen de beneficio que merece la pena tener en cuenta?

Este es uno de los pocos puntos de análisis matemáticos que Fisher incluye en la lista. Una empresa con buenos márgenes nos estará indicando un buen negocio y una buena gestión.

6. ¿Qué hace la empresa para mantener o mejorar los márgenes de beneficio?

Como siempre indica Philip, lo que importa no es el pasado, si no el futuro y por ello se ha de analizar como trata la empresa de mantener o mejorar los márgenes, si son con políticas sostenibles o son insostenibles a largo plazo, como por ejemplo subidas de precios y bajada de salarios.

7. ¿Tiene la empresa un personal óptimo y unas excelentes relaciones laborales?

Cualquier persona que trabaje en una empresa es consciente de la importancia del ambiente laboral en la productividad. Que los empleados estén motivados y alineados será un punto a tener en cuenta a la hora de invertir.

8. ¿Tienen los directivos de la empresa unas relaciones excelentes entre ellos?

Si las relaciones en la empresa son importantes, especialmente remarcables son las relaciones entre los directivos. La desalineación de sus visiones se traducirán en desajustes e ineficiencias en la empresa.

9. ¿Tiene la empresa la suficiente capacidad directiva?

Parece obvio que una buena empresa ha de tener gran capacidad directiva, pero no siempre es así, especialmente cuando la empresa es pequeña o mediana y está creciendo y requiere mayor competencia de la directiva.

Como ejemplo podemos ver a CIE Automotive, con una directiva que se está mostrando perfectamente capacitada en el crecimiento de la empresa.

10. ¿Qué calidad tienen los analistas de costes y los controladores de contabilidad de la empresa?

El control de costes es uno de los pilares de la eficiencia de una empresa. Estos años de crisis han llevado a las empresas a reducir los costes muchas veces inflados de varias partidas. Esperemos que cuando lleguen los beneficios no se olvide este control.

11. ¿Hay otros aspectos del negocio, de alguna manera específicos en el sector que puedan dar pistas al inversor sobre lo excepcional que puede ser la empresa en relación con sus competidores?

Uno de los ejemplos que cita Fisher en este punto es el coste en seguros. Una reducción en este coste o al menos su mantenimiento nos indicará que la empresa está ciertamente controlada.

12. ¿Tiene la empresa una previsión a corto o a largo plazo en relación a los beneficios?

La gestión de los beneficios es crucial en el devenir de una empresa especialmente en aquellas que son cíclicas. Normalizar los beneficios de varios años para disminuir la factura impositiva, controlar el payout, invertir,… serán necesarios para cuando llegue la parte baja del ciclo la empresa pueda aguantar lo mejor posible.

13. En el futuro previsible, ¿requerirá el crecimiento de la empresa la suficiente financiación de capital para que el mayor número de acciones entonces en circulación cancelen el beneficio de los accionistas actuales por este crecimiento anticipado?

La liquidación y la financiación de la empresa es otro de los puntos de análisis matemático que incluye Fisher. Que la empresa controle su deuda, disponga de liquidez y si ha de acudir a una ampliación de capital que sea excepcional y no regular, son indicadores de su buena salud financiera.

14. ¿Habla la dirección libremente sobre sus asuntos cuando las cosas van bien, pero se cierra en banda cuando aparecen los problemas y las decepciones?

Pocas veces los directivos reconocen sus errores. En España en estos últimos años hemos visto grandes cagadas pero en ningún momento lo han reconocido: Las compras/ ventas de Telefónica, la compra de Talismán por Repsol, etc. Esto provoca que la directiva pierda credibilidad y por ende la empresa interés inversor.

15. ¿Tiene la empresa un equipo directivo con una integridad incuestionable?

Relacionado con el punto anterior, este quizá sea más importante. Para asegurarnos de que se cumple este principios varios inversores tratan de adquirir empresas familiares, asegurándose que la integridad se presupone.

Es un punto que podemos medir por ejemplo comprobando si las subidas de sueldo de los directivos es acorde a la evolución de los beneficios de la empresa.

Otra vez tenemos a Alierta como el anti-ejemplo:

Conclusión:

Philip Fisher nos dio un listado hace casi 60 años que es más válido que nunca.

Actualmente en la inversión se prioriza la especulación, el trading. Debido a la revolución tecnológica disponemos de máquinas que pueden hacer infinidad de cálculos y los especuladores lo utilizan para sacar miles de tendencias, formas, ratios, series,… para tratar de predecir el precio.

Pero la inversión que funciona no ha cambiado, sigue siendo la misma que hace más de medio siglo, analizar inversiones como lo que son, empresas gestionadas por personas.

Si bien es cierto que el acceso a la directiva no es posible para el pequeño inversor, Fisher nos recomienda un proceso que el denomina rumorología que no es otra cosa que tratar de conseguir información por los empleados, clientes o proveedores. En su época no había internet, ahora es más fácil que nunca consultando foros, Linkedin o cualquier otra web que nos pueda facilitar las opiniones sobre una empresa.

En la edad de tecnología las palabras de viejo Philip son más válidas que nunca.

Si quieres comprar Acciones Ordinarias y Beneficios Extraordinarios de Philip A. Fisher, puedes hacerlo aquí.

11 comentarios
  1. Claudio Dice:

    Hola, Víctor:

    Quería preguntarte por qué consideras que CIE Automotive es tan buena empresa. Estuve mirándola hace algunas semanas y vi algunas cosas que no me gustaron demasiado: márgenes más bien bajos, bastante deuda financiera y un fondo de comercio que es casi un tercio del activo total.

    Me suena que alguna gestora value la llevaba, no me acuerdo cual. ¿Qué es lo que me estoy perdiendo?

    Un saludo

    • Víctor Morales Dice:

      Hola Claudio.

      CIE es una pequeña empresa bien gestionada, aunque parezca de crecimiento yo creo que lo pasará mal en el ciclo bajo, es decir, tiene una tendencia cíclica como todo su sector. Creo que comprada en la fase baja del ciclo es una buena oportunidad, actualmente cotiza sobre PER 16 con una estimación para el año que viene si se mantienen las previsiones de crecimiento de PER 12. Lo que no parece mucho comparado a su crecimiento de entorno al 20% de los últimos 2 años y esto es por que el mercado la ve cíclica y si atendemos a su histórico de resultados así es, pasan de -20% a +20% con bastante facilidad.

      Los márgenes de la automoción, a excepción de marcas de lujo como BMW o Mercedes, no suelen ser muy altos. En cuanto a la deuda, debido al crecimiento que está experimentando CIE y que la industria es intensiva en capital hace que su deuda no sea baja, si bien el Debt/Equity es de 1.44 lo que no me parece excesivo estando por debajo de 2.

      CIE creo que la llevan o al menos la llevaban Santander Small Caps y Gesconsult, pero me suena que alguno más también.

      El resumen yo veo una empresa pequeña que aunque su negocio no sea excepcional si está muy bien posicionada, diversificada y gestionada. Son ambiciosos, el plan 2016-2020 quiere además de aumentar los márgenes (EBITDA 12% que sería de los mejores de su sector) y reducir deuda, doblar el beneficio neto. Veremos si lo consiguen pero no hay que olvidar que hasta hoy ha sido cíclica lo que supone que comprada en la parte baja del ciclo puede dar buenas rentabilidades como está dando. Pero llegado el momento quizá lo mejor sea vender.

      Un saludo.

      • Claudio Dice:

        Dices que hasta hoy ha sido cíclica. ¿Crees que va a dejar de serlo? Como lo que vi en la contabilidad no me convencía no llegué más lejos y no sé bien lo que venden, a parte de que son piezas para coches. ¿Tienen algún nuevo producto innovador por el que se espera que las ventas puedan crecer de manera importante?
        Tú mismo has escrito que su negocio no es excepcional y que llegado el momento quizá lo mejor sea vender, me extraña que la recomiendes como empresa del tipo de Fisher.

        En Viscofan sí que estamos de acuerdo 😉

        • Víctor Morales Dice:

          Hola Claudio.
          Yo creo que tienen unos buenos años por delante debido a la expansión que se espera de su sector y debido a que están haciendo las cosas bien en la gestión. Desde luego su plan estratégico hasta 2020 es ambicioso, te dejo aquí el link. A partir de ahí no podemos saber como les irá. Hay que verlo año a año. No creo que haya muchas empresas que cumplan perfectamente los 15 puntos de Fisher, CIE me parece un ejemplo en el punto 3 ya que ha invertido por encima de la media de su sector para crecer en referencia a su tamaño.

          Si, Viscofan me parece mejor negocio y más estable.

          Un saludo y gracias por tus buenas preguntas 😉

  2. Kokomen Dice:

    Muy interesante este Sr.
    No he tenido la suerte de leer nada suyo aún, aunque si conozco el inversor inteligente de Graham, que no esta tan orientado a mi forma de invertir, me gusta el Value, pero no me veo capacitado.
    Las preguntas que se formula Fisher son muy adecuadas, aunque algunas complicadas de resolver, pues hay que estar dentro de las empresas o muy “al loro” de la información que cada una presenta en el día a día, datos que sólo teniendo buenos contactos dentro de la empresa o trabajando en el mismo sector, puedes disponer.
    Creo que me apunto el libro de este señor para las vacaciones.
    Saludos

    • Víctor Morales Dice:

      Hola Kokomen.

      El nombre Value Investing se utiliza generalmente para definir las inversiones inteligentes, tratando de calcular el valor de la empresa. Como dijo Charlie Munger “toda inversión inteligente es value investing”, pero hay tantas formas como inversores. De hecho el acercamiento de Fisher buscando la calidad y el crecimiento encaja más en lo que ahora se denomina B&H que a la inversión value pura como definió Graham.

      Lo que quiero decir con esto es que da igual como denominemos a una inversión, de lo que se trata es de comprar una buena empresa a un precio justo. Para ello cuanto mejor la conozcamos más posibilidades tendremos de hacer una inversión inteligente y para ello el listado que propone Fisher es una buena guía.

      Respecto a conseguir información de la empresa P. Fisher recomienda lo que él denomina “rumorología”, es decir tratar de escuchar el feeling de clientes, empleados y proveedores de la empresa. Esto es más fácil hoy con la existencia de Internet. Por ejemplo se puede utilizar las listas de “mejores empresas para trabajar” para empezar a entender el ambiente laboral en una empresa. De todos modos deberíamos tener un círculo de competencia en el que especializarnos.

      Un saludo y gracias por tu comentario.

  3. Marc Dice:

    ¡Hola, Víctor!
    Muy buen artículo, pues refleja muy bien los principales puntos del fantástico libro de Fisher. Algunos de ellos son un poco difíciles de aplicar, o al menos lo son para mí, pero en general te da un marco conceptual donde aplicar algunos conceptos muy interesantes y útiles.
    Como bien dices, en la actualidad parece haber una clara tendencia hacia la especulación o trading, y es que es una forma muy buena de ganar dinero, eso sí, si estás del lado correcto de la mesa, cobrando comisiones por cada operación. Si estás al otro lado, pagando dichas comisiones, la mejor manera de ganar dinero es con la inversión, aunque claro, si todos invirtiéramos a largo plazo y con una correcta gestión del capital, ¿qué broker sobreviviría pagándoles unas pocas docenas de euros al año en comisiones?
    Felicidades por el artículo.
    Un abrazo,
    Marc

    • Víctor Morales Dice:

      Hola Marc.

      Muy bueno lo del trading 😉

      Efectivamente Fisher nos posiciona en un marco totalmente empresarial que nos ayudará a focalizarnos en estudiar la empresa como si fuésemos dueños de la misma.

      En mi opinión si es posible conseguir esta información de las empresas grandes, de hecho se me está ocurriendo una entrada a partir de aquí. Nuestra labor es estudiar las empresas lo mejor que podamos y este listado es una buena guía.

      Gracias por tus palabras.
      Un abrazo Marc y felicidades por tu blog.

Trackbacks y pingbacks

  1. […] de las mejores formas de ver el feeling de la empresa es leer la carta del chairman. Ya nos comentó Fisher que las empresas deberían comentar sus puntos fuertes y lo que hacen bien así como sus […]

  2. […] Fisher en su imprescindible Acciones Ordinarias y Beneficios Extraordinarios, que ya tratamos aquí, nos comenta sus consejos a la hora de cuando vender una acción y cuando no […]

  3. […] Aviation ha sido galardonada como la Compañía más atractiva de Francia en su sector. Esto le gustaría a Philip Fisher y nos gusta a […]

Los comentarios están desactivados.