Los hombres que construyeron América

Como ya habréis visto, he incluido una sección de música y otra de vídeos.

En la sección de vídeos he colgado en primera posición el link al primer capítulo de la serie Los hombres que construyeron América, también es conocida por el título en Latinoamérica Titanes de la industria.

Quiero dar especial relevancia a esta serie de 8 capítulos de 1 hora de duración cada uno.

La serie en formato de documental narra la historia de personajes como Cornelius Vanderbilt, John D. Rockefeller, Andrew Carnegie, J.P. Morgan y Henry Ford; quienes durante la segunda mitad del siglo XIX y la primera mitad del siglo XX participaron activamente en la transformación de los Estados Unidos modernos. Varios de ellos forman parte todavía en la actualidad del grupo de las personas con las mayores fortunas privadas de toda la historia.

De acuerdo con los productores de la serie, estos hombres crearon lo que hoy se conoce como el sueño americano, bajo las reglas del capitalismo donde industrias basadas en la navegación, ferrocarriles, petróleo, acero, energía eléctrica, automóviles y finanzas convirtieron a sus protagonistas en dueños de imperios que a lo largo de su historia cruzaron múltiples veces sus caminos y llegando a tener un poder que les permitió elegir presidentes, definir políticas económicas e influir en la mayoría de los eventos que forjaron lo que hoy es Estados Unidos durante cerca de 50 años, desde la guerra civil a la Gran Depresión y la primera guerra mundial.

Si os gusta el mundo empresarial estoy seguro que os gustará esta serie. Es entretenida y didáctica. Se transmite, muchas veces con crueldad, lo que significa ser empresarios. Se muestra el verdadero tamaño de las palabras inversión y crecimiento.

Os dejo el link al primer capítulo, al finalizar aparece el siguiente.

Si te ha gustado esta entrada puedes compartirla clicando en los iconos inferiores de las redes sociales. También te puedes suscribir por mail informando tu correo en el widget de la columna de la derecha. Gracias por pasarte por aquí.