Paramés y azValor, un toque de atención

Todos los que vivimos en este mundo hemos sido espectadores de lo sucedido, y quizá lo que está sucediendo ya que el culebrón no parece tener fin, entre Francisco García Paramés y sus excompañeros de Bestinver, los gestores de azValor.

En este blog tenemos gran respeto y admiración por todos ellos, los resultados están ahí y sería una falacia no verlos. Estudiar a los más grandes suele ser un buen método en cualquier materia y la inversión no es diferente.

Como dijo Isaac Newton si he logrado ver más lejos, ha sido porque he subido a hombros de gigantes. Esta frase en la inversión tiene doble veracidad, por un lado aprender de los más grandes nos hará mejor inversores, lo que a su vez provocará que perdamos menos tiempo y dinero con nuestras decisiones. Y así seguiremos, estudiando cada conferencia y cada cartera trimestral. Incluso devorando el libro de Paramés el cual está revolucionando el mundo inversor y analizaremos en una entrada específica.

Dicho esto, los últimos movimientos de los gestores no han sido los correctos.

El resumen sería:

2014 septiembre

Paramés anuncia que deja Bestinver, sin previo aviso. Los inversores abandonan el fondo en tromba y el valor liquidativo cae sustancialmente debido a las ventas aceleradas. Paramés inicia su periodo de 2 años de no competencia.

Meses después sus compañeros Guzmán y Bernad también abandonan Bestinver, su periodo de no competencia será de 1 año.

2015 noviembre

Guzmán y Bernad junto a algún otro responsable y los analistas que les acompañaron en Bestinver crean la gestora azValor. El arranque es deslumbrante, primer fondo europeo de renta variable.

El mercado da por seguro que Paramés se unirá a ellos al final de su periodo de no competencia el cual finaliza en septiembre 2016.

2016 septiembre

Contra todo pronóstico Paramés anuncia que no formará parte de azValor. Las causas no están claras pero los periódicos comentan que es un choque de egos (y de porcentajes del beneficio) entre Guzmán y Paramés, puede ser verdad o no.

Pocos días después Paramés presenta su libro, apareciendo en todos los medios y aprovecha para comentar que su gestora estará preparada en unos meses, se habla de finales de año.

Prácticamente a la vez se filtra la noticia de que los analistas de azValor (provenientes de Bestinver) abandonarán la gestora para incorporarse con Paramés. Guzmán se ve obligado a publicar un escrito tranquilizando a los inversores y dejando caer que el nivel de trabajo en azValor es demasiado exigente.

Casualidades de la vida, la noticia se filtra a 2 días de que se cumpla un periodo de 30 días desde la unificación de unas sicavs en azValor, lo que por ley permite a los inversores salirse del fondo sin tener que asumir la comisión del 3% para periodos de menos de un año. No hay datos pero se adivinan salidas en masa, lo que hace que azValor se resguarde y fije un plazo para la salida del fondo, una única ventana de liquidez fijada el 17 de octubre, con valor liquidativo de ese día, es decir que quien dio la orden de reembolso el día 7 cuando salió la noticia, saldrá realmente con el valor liquidativo del fondo del día 17. Esta información no está en ningún escrito y no agrada a los inversores.

Hasta aquí los hechos, ahora las conclusiones.

Warren Buffett dijo que Wall-Street es el único lugar donde se llega en Rolls Royce para dejarse aconsejar entre los que llegan en metro, parece que ahora es al revés, algo así como la Bolsa es el único Lugar donde se llega en metro para dejarse aconsejar entre los que llegan en Rolls Royce.

La inversión en bolsa es una tarea donde la psicología y tranquilidad juegan un papel más importante al propio conocimiento y análisis de empresas. Entiendo perfectamente a cada uno de los actores de esta novela. Entiendo que Guzmán quiera ser partícipe principal de su propia gestora la cual está llevando con absoluta maestría, también entiendo a Paramés el cual se ha ganado ser único líder y gestor de su propia empresa así como también puedo entender a los analistas, los cuales también pensaron que acabarían trabajando con Paramés y al no ir este a azValor hayan optado por abandonar el barco.

Dicho esto, todos estos cambios son malos para el inversor y este blog es de inversores, no de gestoras. En un proceso cuantas más personas intervengan más sesgos habrá. Al contratar un fondo los actores principales son inversor-gestor-analista-empresa y si invertimos directamente en acciones los actores serán inversor-empresa, lo que puede minimizar el riesgo humano. Ojo, lo minimiza si se hace lo que se ha de hacer, formarse y tener una actitud correcta hacia la inversión.

Esta entrada no está escrita para ser prensa rosa de nada, simplemente para aprender. Como siempre decimos, lo importante en la vida no es lo que te pase si no como lo afrontes. Estos hechos han provocado que tenga más claro que lo ideal si te atrae este mundo es que gestionemos nuestro dinero nosotros mismos. El esfuerzo es encomiable, ahorrando, analizando empresas y controlando nuestras emociones como para incluir más riesgos en la ecuación de gestores, analistas o guerras de egos.

Si bien a día de hoy los famosos net net que Benjamin Graham nos indicaba no se dan tanto debido a que la eficiencia del mercado ha aumentado a causa del crecimiento de la inversión, también es cierto que a día de hoy hay muchísimo más acceso a la información que en la época de Ben. Cualquier persona, ya no con un ordenador, si no con ojos en la cara y un paseo por cualquier centro comercial puede descubrir oportunidades de inversión, las cuales, no seamos ingenuos, habrá que analizar hasta la saciedad.

Ahora que todos están esperando la gestora de Paramés para entrar y algunos se plantean combinarla con azValor, desde este blog, Contrarian, hacemos un llamamiento para que cada uno gestione su propio capital. Educación, psicología y análisis.

5 comentarios
  1. Paco Dice:

    Hola Víctor.

    Aunque yo soy partidario también de gestionar mi propio capital, también entiendo a aquellos que prefieres delegar esta gestión en terceros.

    A mí me gusta tener control directo sobre mis inversiones, me gusta hacerlo y además tengo la suerte de poder dedicarme a ello a tiempo completo (que no es necesario, pero es un poco más a favor). No obstante, hay personas que pueden no tener tiempo ni ganas de gestionar su capital. A todos ellos se recomendaría hacerlo mediante un buen ASESOR (asesor, no vendedor disfrazado de asesor) o elegir entre la diferente gama de fondo que hay (teniendo en cuenta que la mayoría son una basura). Cada persona debe tomar aquí su decisión.

    Lo que no recomendaría bajo ningún caso es no invertir y pensar en depender del Estado a largo plazo. Puede ser un error trágico a largo plazo.

    Un abrazo.

    • Víctor Morales Dice:

      Hola Paco.

      Como siempre muy interesante tu comentario.

      Si nos gusta este mundo lo mejor que podemos hacer es formarnos y para ello tu Club de Inversores es una excelente opción para poder analizar por nosotros mismos las empresas. Si por el contrario no nos gusta o no tenemos tiempo para gestionar nuestro patrimonio, la opción de un asesor es perfectamente válida.

      Un abrazo.

  2. AnalistoADS Dice:

    Estoy muy de acuerdo contigo Víctor. Además si un inversor particular no tiene tiempo, siempre puede contratar un fondo indexado, que seguro que lo hará mucho mejor que la gran mayoría de los fondos de inversión.

    • Víctor Morales Dice:

      Paramés y Guzmán son excelentes gestores, pero estos movimientos no benefician a nadie. Gracias por pasarte por aquí Analisto, leo cada entrada de tu blog con pasión.

Trackbacks y pingbacks

  1. […] Paramés y azValor, un toque de atención (Víctor Morales en Contrarian) […]

Los comentarios están desactivados.